Centro para el Desarrollo Personal


Vaya al Contenido

Conoce La Red

La Red

Parece que fue ayer cuando el 2 de febrero de 1990, un grupo de j—venes unimos esfuerzos para brindar alternativas positivas a los j—venes universitarios. Poniendo nuestro tiempo, ideas y talentos, formamos el movimiento estudiantil "La Red" con el auspicio del Centro para el Desarrollo Personal de la Universidad del Sagrado Coraz—n y el apoyo incondicional de dicha instituci—n.

Contando śnicamente con el deseo y la disposici—n de compartir el mensaje de estilos de vida saludables, nos dimos a la tarea de buscar maneras creativas y distintas para llevar el mismo de una forma atractiva y a la misma vez efectiva. Por tal raz—n, decidimos utilizar la mśsica, el canto, el baile, la actuaci—n y la interacci—n con otros estudiantes como la forma para llegar a ellos.

Y as’ comenz— este sue–o... con muchos deseos de ayudar a un mejor Puerto Rico y con la ayuda de fondos externos de diferentes agencias del gobierno estatal y federal, adem‡s de los fondos institucionales de la Universidad del Sagrado Coraz—n, se hizo realidad y pudimos no solamente compartir nuestro mensaje con los universitarios sino a estudiantes de escuelas intermedias y superiores de toda la Isla.

En "La Red" hemos tenido muchos logros, premios y reconocimientos a nuestra labor. Entre estos, podemos mencionar que en el a–o 1991 "La Red" recibi— el premio "Meritorious Award for Student Leadership" otorgado por el Programa de Prevenci—n de Drogas para el Mejoramiento de la Educaci—n Superior en Estados Unidos. En 1994 recibi— el premio al trabajo voluntario "Golden Rule" otorgado por la compa–’a J.C. Penney a travŽs de Fondos Unidos de Puerto Rico, en la categor’a de educaci—n. En el 2002 fuimos reconocidos por la Universidad del Sagrado Coraz—n como grupo destacado por la labor y compromiso con la juventud.

Adem‡s, la dicha de que por el grupo han pasado alrededor de 650 voluntarios, que a lo largo de todo este tiempo hemos impactado a m‡s de 100,000 personas con nuestro mensaje. Hemos motivado a la organizaci—n de m‡s de 70 grupos de prevenci—n en escuelas y fuimos la base para la organizaci—n de la Cadena Interuniversitaria Estudiantil Nacional, mejor conocida como C.I.E.N., que reśne alrededor de 30 grupos de prevenci—n del pa’s. Entre nuestros logros pasados se puede mencionar la campa–a radial "La Natunota" como un servicio pśblico a la comunidad. El programa para Radio "Happy Hour con La Red" en 940 AM, el peri—dico "M‡s que una nota" y el programa de televisi—n "La Gran Tarima Estudiantil". Adem‡s, aproximadamente m‡s de 65 estudiantes del grupo han recibido la Medalla P—rtico, que es la m‡s alta distinci—n estudiantil que otorga la Universidad del Sagrado Coraz—n.

El camino ha sido largo pero nos queda la satisfacci—n de que hemos puesto nuestro granito de arena por nuestros j—venes y las experiencias de todo lo que hemos caminado juntos. Como una gran familia hemos podido re’r, llorar y tener la oportunidad de ayudarnos y apoyarnos mutuamente. El sentir el calor humano en cada ensayo, la unidad cuando juntamos nuestras manos para orar antes de salir y compartir la emoci—n y el nerviosismo antes de nuestras presentaciones. El respeto y la admiraci—n mutua, el seguir los pasos de aquellos que estuvieron antes que nosotros en el grupo para aprender y evolucionar. La oportunidad de hablar con otros j—venes y servir como un modelo a seguir. Finalmente, nuestra mayor recompensa es el saber que a–os despuŽs, lo hemos logrado juntos y que nuestro camino no ha terminado.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal